Archivo de la categoría: Opinión

Hacia una autentica “red” de metro en Sevilla

La construcción del tramo Pino Montano – Prado de la Línea 3 de metro supondrá una revolución aún mayor en el transporte público de Sevilla de lo que supuso en su momento la Línea 1, ya que con su inauguración se pondrá en marcha el concepto de red en este sistema de transporte público.

La interconexión de las 2 líneas llevará el metro al 40% de la población y comunicará el norte de la ciudad con el Prado de San Sebastián, Montequinto y el Aljarafe.

La línea 3 además, en sus diferentes fases, prestaría servicio a todos los centros hospitalarios de Sevilla: al Hospital San Lázaro y al Macarena en su primera fase, al Virgen del Rocío cuando se complete la línea y al de Valme en caso de una hipotética ampliación hasta Bellavista.

Además, a través del transbordo entre las lineas 1 y 3, quedarían conectados barrios tan equidistantes como Los Remedios y Pino Montano. El trayecto entre ambos se realizaría en menos de 25 minutos, muy por debajo de lo que emplea cualquier sistema de transporte (público o privado) en la actualidad. En épocas como Feria o Semana Santa será aún mayor el beneficio ya que permitirá conectar el norte de la ciudad con el Real o el Casco Histórico en apenas unos minutos.

Los estudiantes universitarios también se verían beneficiados, ya que con ambas líneas se daría servicio a los campus de Macarena, Ramón y Cajal y Prado de la Universidad de Sevilla y el campus de la Pablo de Olavide en la primera fase. Una vez completada la línea se beneficiarían también los estudiantes del campus de Reina Mercedes, así como los usuarios de la nueva biblioteca de la US en Eritaña.

El proceso de construcción de la Línea 3 permitirá además al Ayuntamiento estudiar la mejora en la movilidad tanto motorizada como peatonal de la ciudad. La construcción de la mayor parte de la línea mediante la técnica de los muros pantallas supondrá la ocupación de la vía en zonas como la Ronda Histórica. Sería un buen momento para que, debido a la obligatoria reconfiguración del tráfico privado durante el periodo de obras, el Ayuntamiento estudie una reforma total de la zona, “pacificando” el tráfico privado en la Ronda Histórica y ganando espacio para el peatón. También seria una forma de recuperar comercialmente esta importante vía de la ciudad, que actualmente no pasa por su mejor momento, y de potenciarla tanto cultural como turísticamente, ya que desde la zona de Capuchinos hasta los Jardines de Murillo existe un amplio catálogo de edificios de arquitectura regionalista desconocidos para la mayoría de los ciudadanos y visitantes.

Esta nueva Sevilla que se nos presentará a partir de la puesta en marcha de este tramo de la Linea 3 es solo el principio de todos los beneficios que supone para una ciudad invertir en transporte público de calidad y en urbanismo sostenible. La construcción del resto de la red (es decir, el resto de la L3 y las lineas 2 y 4) se hace totalmente imprescindible si queremos hacer de Sevilla una ciudad mas habitable y cómoda para sus ciudadanos. Y esto seria solo centrandonos en la red de metro. La intermodalidad con otros medios de transportes como el Cercanias o el Tranvia, para los que se hace necesário una tarjeta única multiplicaria los beneficios para el ciudadano, ya no solo de la propia ciudad, sino de todo el entorno metropolitano e incluso del resto de la provincia.

Red de transportes de Sevilla: L1 y L3 de Metro , Tranvía de Alcalá, Metrocentro y Cercanías Renfe.

El otro San Jerónimo

En los ultimos dias, el barrio de San Jeronimo ha sido noticia por el desalojo de los chabolistas que desde hace bastante tiempo estaban asentados en diferentes zonas del barrio.

Es una pena que San Jeronimo ocupe habitualmente las páginas de los periódicos para únicamente noticias de este tipo ya que trata de un barrio desconocido por la mayoría de los ciudadanos y que posee algunos edificios y elementos que ya los quisieran otras zonas de la ciudad. Es uno de los barrios mas castigados socialmente, con mas paro, pero con una potente historia y con gran património histórico.

En pleno corazón de esta zona de la ciudad tenemos los restos del Monasterio de San Jerónimo de Buenavista, que da nombre al barrio, construido a mediados del siglo XVI y en el que se encontraba (entre otras valiosas obras de arte) la maravillosa imagen de San Jerónimo de Torrigiano, hoy una de las piezas estrella del Museo de Bellas Artes. Desde hace tiempo se está recuperando para el uso y disfrute de los vecinos. En los limites del barrio, en estado ruinoso,  se encuentra el Hospital de San Lázaro,  el centro hospitalario más antiguo de Sevilla. Lo creó el rey San Fernando tras la conquista de la ciudad, allá por el siglo XIII ; su hijo, Alfonso X, le concedió los privilegios que le permitieron ayudar a los enfermos, sobre todo de lepra. Su iglesia, una de las iglesias góticas mas antiguas de Sevilla, lleva mas de una década esperando ser restaurada. Al otro lado, en el límite norte junto a la via del tren se encuentra el Humilladero de San Onofre, de finales del siglo XV . Algo mas recientes son las grietas que lo recorren de lado a lado y que amenazan su integridad desde hace años. Muchos son los vecinos que a dia de hoy siguen acercandose al lugar para dejar sus ofrendas y rezar.

En los últimos años las zonas verdes han recibido un gran impulso. El parque de San Jerónimo alberga una gran escultura que si es conocida en la ciudad,  ” el nacimiento del Hombre nuevo”, (popularmente, el “Huevo de Colón”), creada por el escultor georgiano Zurab Tsereteli y regalada a la ciudad con motivo de la Expo’92. El año pasado se incorporó al parque la reforma del paseo fluvial, que aun está a la espera de que se instale la iluminación eléctrica.

Por ultimo, uno de los espacios mas curiosos (y abandonados de la ciudad) es el Cementerio Anglicano (o cementerio inglés). Su historia arranca a mediados del siglo XIX, cuando el vicecónsul británico John B. Williams compra unos terrenos en las afueras de Sevilla, con el fin de levantar un cementerio para enterrar a los no católicos, sobre todo protestantes. El aspecto que presenta hoy es lamentable: saqueos, profanaciones de tumbas, suciedad… Numerosas ciudades europeas han hecho de estos lugares un nuevo reclamo turístico. Nosotros, lo abandonamos y destruimos poco a poco.

No vamos a llevarnos a engaño: San Jerónimo no es el Arenal o San Bernardo, nunca encontraremos a ningún turista en la calle Navarra haciendose fotos, pero es innegable que posee un patrimonio que se encuentra ,en la mayoria de los casos, totalmente abandonado por las administraciones.

No se trata de crear un nuevo foco turistico, pero si de adecentar y devolver a estos edificios esplendor que nunca debieron perder para que recuperen la dignidad y con ellos la del propio barrio, primero por sus vecinos y despues por todo aquel que quiera visitarlos. San Jerónimo  también es Sevilla y sus vecinos lo merecen.

Fotografias: Doenjo, Luis Genaro Sentina, Juank, Jujo

Sevilla, la ciudad de los comerciantes

Parece que el destino de los próximos 3 años lo decidirán los comerciantes del Centro y los Remedios.
Si las ultimas semanas el Alcalde nos sorprendia con el anuncio de la construcción de un parking en La Alameda de Hercules para satisfacer la demanda de los comerciantes del centro (en contra de lo establecido en el PGOU y con la oposición de gran parte del barrio), ahora le ha tocado el turno a la calle Asunción.

Es innegable la mejoria que ha supuesto para el ciudadano la peatonalización de la calle. Pasear por Asunción hoy en dia no tiene nada que ver con lo que ocurria hace apenas 3 años. Donde antes habia coches en doble fila y atascos, ahora hay bancos, veladores (mas de los permitidos), ciclistas y familias paseando. Pero para los comerciantes los ciclistas molestan. El motivo: los accidentes de los ciclistas con los peatones.
Incivicos hay en todas partes y tambien entre los ciclcistas, pero a nadie se le ocurriria eliminar la circulacion de coches de, por ejemplo, Luis Montoto solo por los accidentes que se registran en ella.

La administración (en este caso la local) dispone de una serie de herramientas mediante las cuales puede velar por la seguridad de los ciudadanos (si verdaderamente el problema son los accidentes). Existe una ordenanza en la que queda reflejada, entre otras cosas, la velocidad a la que los ciclistas pueden circular por el carril bici. Simplemente habría que controlar que dicha ordenanza se cumple. Quizás sea el momento de poner en marcha a la policía ciclista, algo que se anunció hace años (cuya sede comenzó a construirse) y que finalmente no se llevó a cabo.

Fotografia: Sevilla en Bici