26 mayo 2020

Canal de los Descubrimientos

El Canal de los Descubrimientos se encuentra situado junto al Camino de los Descubrimientos, una de las vias principales que atraviesa el antiguo recinto de la Expo’92 de norte a sur.

Desde el cierre en 1995 de lo que vino a llamarse «Cartuja, el Parque de los Descubrimientos», el parque de ocio que aprovechaba la zona este y sur del recinto de la Expo, esta zona de la Isla de la Cartuja no ha recibido ni un solo euro de inversión, encontrandose actualmente en un estado lamentable y siendo, casi en su totalidad, el motivo por el cual aun pervive en el imaginario colectivo la idea de que es un recinto abandonado ya que es una zona de de paso obligado para muchos trabajadores y visitantes del PCT Cartuja o de las instalaciones culturales y de ocio que se encuentran repartidas por toda la Cartuja.

Es cierto que el actual Plan General de Ordenación Urbana recoge en los terrenos del Canal de los Descubrimientos un parking subterráneo pero desde Sevilla21 consideramos que este el peor de los destinos para una zona de aproximadamente treinta mil metros cuadrados y que debido al entorno en el que se encuentra y a pesar de los años que han pasado desde su diseño y construcción, podrían convertirse en uno de los emblemas de la Sevilla contemporánea.

Si bien es cierto que la orilla del canal mas próxima al Auditorio se encuntra en buen estado, asi como la del Pabellón del Futuro que ha sido reformada en los últimos meses ante la próxima apertura de dicho pabellón como sede del Archivo General de Andalucía y de la Agencia de Instituciones Culturales, la mas próxima al Camino de los Descubrimientos está totalmente abandonada desde hace casi dos décadas, como ya hemos comentado al principio de este artículo.

La propuesta desde Sevilla21 es bastante sencilla: se trata unicamente de recuperar lo que ya hay y añadir una serie de infraestructuras y mejoras urbanisticas para hacerlo aun mas atractivo y funcional.

Lo primero y fundamental sería devolver al canal a su estado original, es decir, llenarlo de agua. No seria necesario que conservara la profundidad inicial, ya que en su momento, durante la Expo’92 circulaban catamaranes por él, pero es algo que actualmente no tendría ningún sentido, ya que la esclusa se encuentra en un penoso estado de conservación y no seria necesaria esa inversión en estos momentos. Acutalmente el canal cuenta con dos «tapones» que lo cortan y desnaturalizan. El primero, bajo el puente de la calle Matemáticos Rey Pastor y Castro, surgido a raiz de la desaparición del Lago de España por la construcción de Isla Mágica, puede disimularse con una fuente ornamental, que podría incluso sugerir el nacimiento de dicho canal (una cascada, por ejemplo). El otro tapón, bajo el puente del Auditorio, tambien se eliminaría para volver a conectar el canal con la laguna del Jardín Americano y darle continuidad a toda la zona.

En la orilla del Camino de los Descubrimientos, en su parte mas próxima al Auditorio se reservaría un espacio para los carros de comida rápida (food trucks) que actualmente se colocan sobre las aceras o ocupando aparcamientos en la zona del Camino de los Descubrimientos. De esa forma tendrían un espacio fijo con acceso fácil a electricidad y agua.

Dado que se trata de una zona donde no hay viviendas y que se encuentra fuera del Parque Científico y Tecnológico, en las zonas frente al pabellón Plaza del Futuro se podrían instalar entre 2 y 4 locales destinados a terrazas/restaurantes, como ya hubo en su momento en la Expo’92, que podrían abrir hasta la madrugada en función de lo que establezcan las ordenanzas, completando la oferta de ocio que actualmente ya se ofrecen en los pabellones de España y el COI y el propio Auditorio.

Proyecto de recuperación del Canal de los Descubrimientos

Por ultimo, pero no menos importante, la reurbanización de toda la zona debería llevar aparejada la recuperación de la vegetación, haciendo especial hincapié en las pérgolas que aun se conservan en la zona, las cuales estructuralmente se encuentran en muy buen estado de conservación, mas si tenemos en cuenta que llevan casi 30 años sin ningún tipo de mantenimiento. Se propone además la incorporación de nuevas zonas verdes, tanto pérgolas de la propia Expo’92 que aun se encuentren almacenadas como la plantación de árboles en los espacios que queden libres de sombra.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies