Andalucia de los niños

Desde hace unas semanas se viene hablando de uno de los activos mas impresionantes de la Expo’92, el parque de miniaturas “Andalucía de los Niños”. El motivo de que dicho parque vuelva a la actualidad no es otro que el lamentable estado en el que se encuentra. Desde que Isla Mágica se deshiciera de él en 2012, el parque ha permanecido totalmente abandonado, sin ningún tipo de mantenimiento ni vigilancia, por lo que en el ultimo año el nivel de degradación ha sido muy elevado, llegándose a producir saqueos y destrozos que hacen muy costosa su recuperación.

16964571
Fotografía: Paulo Calafate

Afortunadamente, las ultimas noticias nos indican que (aunque tarde, como viene siendo habitual), las administraciones (en este caso la Junta de Andalucía) va a convocar un concurso público para la recuperación y explotación de dicho parque, habiendo ya algunas empresas interesadas en acometer la tarea.

Mientras estamos a la espera de nuevas noticias, aqui tienes una reseña del folleto del pabellón de Andalucia sobre el conjunto de maquetas que hizo las delicas de los millones de visitantes que pasaron por la Expo’92.

Andalucia de los Niños 

En los preparativos de la participación de Andalucía en la Expo’92 se planteó  desde el principio la conveniencia de dotar al Pabellón de Andalucía de un  elemento anexo y complementario, dedicado especialmente a los niños, pues, entre otros motivos, serían los niños andaluces los visitantes mayoritarios al  recinto de la Expo.

Bajo la rúbrica “Andalucía de los Niños”, aquella idea inicial se concibió como un  posible parque de miniaturas, donde quedaran representados los principales  monumentos, espacios naturales y sistemas de comunicación de Andalucía.

La iniciativa de este jardín en miniatura partió del arquitecto sevillano Ignacio Aguilar, Su propuesta fue presentada en rueda de prensa en junio de 1990, adjudicándose los trabajos a la Unión Temporal de Empresas compuesta por Auxina, Exhibit y la Factoría Andaluza.

Desde la gestación de esta idea se fueron realizando estudios y consultas a los responsables de instalaciones similares en diferentes países europeos, dada su propuesta de perdurabilidad en el tiempo, más allá de la Expo. Se realizaron visitas a parques existentes de estas características, tales como el Parque de Madurodam (La Haya) construido en 1952, y el de Lugano (Suiza), inaugurado poco después. También fue visitado el Minieuropa, realizado en 1989 durante la Exposición Universal de Bruselas, y el de Window on China, inaugurado en 1984.

Finalizada la Exposición en octubre de 1992, el recinto pasó a ser propiedad del Parque Temático “Isla Mágica” con la denominación de “El Balcón de Andalucía”, manteniendo idéntica actividad para la que fue concebida.

La configuración del Parque

El Parque de miniaturas “Andalucía de los Niños” es un espacio al aire libre ubicado junto al Pabellón de Andalucía en la EXPO 92 y a la Puerta de la Barqueta, en donde se desarrolla una recreación en miniatura de Andalucía. La estructura general de distribución del Parque es una interpretación sin escala

del mapa de Andalucía, q ue reproduce de manera esquemática el perfil del litoral y de la orografía de la región, con elementos elegidos arbitrariamente dependiendo fundamentalmente de su valor paisajístico. Se divide Andalucía en una serie de zonas orográficas: Sierra Norte de Sevilla y Huelva, Sierra Morena-Despeñaperros, Sierra de Cazorla y Segura y Serranía de Ronda y Sierra Nevada.

16964600
Fotografía: Paulo Calafate

Las ciudades y los pueblos, representados a través de sus edificios y espacios urbanos más significativos, se articulan de tal forma que los edificios seleccionados por su calidad artística, cultural o industrial, reproducen la imagen general de cada población, aún cuando su posición relativa no sea la real.

Las maquetas

Las maquetas que reproducen los lugares simbólicos de Andalucía aglutinan los elementos más significativos de la realidad andaluza, tanto de carácter histórico-artístico -la Catedral de Jaén, la Mezquita de Córdoba o la Alhambra- como conjuntos urbanos -la Caleta y Puerto de Cádiz, o el Puerto de Málaga-; asimismo, están representados enclaves industriales singulares -las Minas de Riotinto (Huelva) o la central de Energía Solar de Almería-. Por su disposición, las maquetas dan la sensación de sobrevolar Andalucía.

El tratamiento de las maquetas, fabricadas de manera artesanal, se basa en un estudiado diseño, una reproducción detallada y una imagen realista. Las reproducciones de los edificios, a escala 1:33, se realiza en materiales plásticos estables -adecuados al aire libre- tales como espumas rígidas de PVC y resinas sintéticas. Están provistos de un sistema de iluminación interna y de efectos de animación automáticos, apareciendo elementos móviles tales como barcos, aviones, trenes, automóviles y otros mecanismos para dar un mayor realismo al conjunto.

Las texturas y colores se basan, más que en pinturas, en resinas mezcladas con materiales molidos, para reducir en lo posible la decoloración motivada por la elevada insolación a que estarían sometidas.

Dada la complejidad del proyecto, el volumen de maquetas a construir y la premura de tiempo, fué preciso recurrir a maquetistas de otras regiones españolas y del extranjero.

Además de las maquetas, la vegetación que ambienta el Parque recoge la esencia botánica y paisajística andaluza, adaptándose a su configuración general. La vegetación, primordialmente natural, está integrada por bonsáis y prebonsais de especies autóctonas, tales como la encina, el pinsapo, el lentisco, la sabina, etc.

Fuente: Archivo General de Andalucía

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies