SE-40

La nueva autovía de circunvalación de Sevilla tendrá una longitud total de 77,6 kilómetros. Se ha concebido como una autovía de gran capacidad, con las máximas prestaciones de seguridad y confort. Dispondrá de dos calzadas de tres carriles cada una, y la mediana se ha diseñado con la suficiente amplitud para permitir añadir en el futuro un cuarto carril por sentido, sin costosas obras, y sin disminuir las condiciones de seguridad.

La SE-40 incorpora un túnel bajo el río Guadalquivir en su cruce al sur de Sevilla, en la zona navegable, de 2180 m de longitud. La posibilidad de incremento de carriles se ha mantenido incluso en este túnel. Las obras de inicio están proyectadas durante el año 2007 y corresponden al primer tramo.

Las obras de la autovía se divide en tres tramos y estos a su vez en otros subtramos.

Tramo Sureste

Comenzando por el enlace con la N-IV (sentido Córdoba) y recorriendo la opción seleccionada en sentido horario:

El enlace con la autovía N-IV (Córdoba) se produce a 400 m del enlace actual de acceso a la urbanización Tarazona. La construcción del nuevo enlace implica la remodelación del existente.

El paisaje predominante por el que discurre la propuesta para la SE-40 hasta su enlace con la autovía A-92, a Málaga y Granada, es llano con cultivos de girasol y cereales. A unos 5 km de la N-IV se ha dispuesto un enlace con la Cañada de Pero Mingo, por el cual tendrán acceso a la autovía las instalaciones penitenciarias Sevilla – 2 y a diversas instalaciones industriales y núcleos residenciales dispersos.

Antes de llegar al enlace con la autovía A-92, se cruza la carretera SE-405 de Torrequintos a Mairena del Alcor, con la cual no se plantea enlace, así como una vía férrea de Sevilla a Alcalá de Guadaíra

A unos 8 km de la N-IV se encuentra el enlace con la autovía A-92. El cruce entra ambas autovías se produce entre Sevilla y Alcalá de Guadaíra a unos 3 km del núcleo urbano de esta población. El espacio disponible para el enlace es escaso, pero su necesidad resulta evidente. Se asienta sobre suelo urbanizable no programado en el que predominan las construcciones de carácter industrial. En el diseño definitivo del enlace se prestará especial atención a la minimización de las ocupaciones y afecciones.

Inmediatamente al sur del enlace con la A-92, se está desarrollando una actuación urbanística, cuya implantación se ha coordinado con la de la autovía. A continuación se cruza el río Guadaíra y la traza se dirige a pasar al norte del núcleo urbano de Dos Hermanas, por un terreno ligeramente más accidentado. Antes de ello, la SE-40 tiene un enlace con la carretera de Utrera (SE-401), que se ha insertado en una zona bastante despejada. La urbanización Torrequintos queda próxima al enlace hacia el oeste con accesibilidad desde la carretera de Utrera.

El acceso a Dos Hermanas puede realizarse por el enlace que se propone con la antigua N-IV. Antes de llegar a este enlace, el ayuntamiento de Dos Hermanas tiene programada la ampliación del hipódromo. Esta actuación, que quedará al norte de la autovía, se ha coordinado con el planteamiento de la SE-40.

A partir de este punto se entra en una zona con características urbanas, que restringe el espacio que pueda ocupar el enlace con la antigua N-IV, complicado con la presencia del ferrocarril Sevilla – Cádiz, el canal del bajo Guadalquivir y las instalaciones existentes en ambos márgenes de la carretera.

Muy cercano al enlace anterior se encuentra el enlace con la variante de Bellavista y Dos Hermanas de la autopista A-4. Este nudo exige un diseño generoso dada la importancia de las vías que se enlazan y además se mantiene la conexión con la denominada carretera de la Isla. Previsiblemente el enlace necesitará de seis nuevas estructuras.

Tramo Aljarafe

En este tramo a partir del enlace con la variante de Bellavista y Dos Hermanas de la autopista A-4 se cruza en viaducto sobre el nuevo cauce del río Guadaira, pasando antes por terrenos en los que es previsible la ampliación del polígono industrial de la Isla. Con el enlace con la N-IV y el de ésta con la carretera de la Isla se favorecerá la accesibilidad tanto a las nuevas actuaciones previstas en la ampliación del polígono como a las actuales.

Después de cruzar el nuevo cauce del río Guadaira, a lo largo de 1,5 km la autovía se asienta sobre la vega del Guadalquivir antes del inicio del túnel para cruzar bajo el río. En realidad se trata de dos túneles, uno para cada calzada, de sección circular de 12,8 m de diámetro. La longitud de los túneles es de 2 180 m. Estos túneles se realizarán con maquinaría especialmente construida para esta obra dada la singularidad de la misma.

La salida de la boca oeste del túnel se produce muy cerca de la carretera de Coria del Río (SE-660). Con esta carretera se prevé un enlace, lo que obliga a desviar ligeramente el trazado de la carretera hacia el oeste.

Al subir a la plataforma del Aljarafe, la opción seleccionada consigue evitar, bordeándola por el sur, la delimitación administrativa de la Cornisa Este del Aljarafe (que se trata de un espacio protegido) y pasa entre Coría del Río y Palomares del Río.

Ya en la plataforma del Aljarafe, continúa en sentido oeste, cruzando el arroyo Repudio, donde gira para disponerse con orientación sur – norte pasando entre una serie de urbanizaciones y la población de Almensilla. Con la carretera de Mairena del Aljarafe a Almensilla se propone otro enlace.

A lo largo de toda la plataforma del Aljarafe, continúa con la misma orientación a una distancia superior a 1,5 km al cauce del arroyo Repudio, cuyo entorno inmediato tiene prevista su recuperación como espacio dedicado al ocio.

El enlace con la autopista A-49 se produce en una zona bastante despejada y en la que la A-49 se encuentra en trinchera, circunstancias que facilitan la implantación de la estructura y de los ramales del enlace.

El trazado continúa al oeste del cauce del arroyo Repudio y de la Cañada Real de la Isla Mayor (que discurren enl paralelo a lo largo de la plataforma del Aljarafe), hasta el cruce de la carretera A-472, que se produce entre las poblaciones de Gines y Espartinas y más concretamente entre las urbanizaciones Villa Europa y El Retiro. En esta zona se cruza al este del arroyo Repudio.

A unos 3,5 km hacia en norte se cruza la carretera S-510 entre Valencina de la Concepción y Salteras y más concretamente entre las urbanizaciones Sitio de Valencina y Fuenblanca. Con esta carretera se ha planteado un enlace. Antes del enlace, al entrar en el término municipal de Valencina de la Concepción, el trazado se hace paralelo a la línea de ferrocarril Sevilla – Huelva.

Inmediatamente después del enlace anterior, la SE-40 baja desde la plataforma del Aljarafe a la campiña del Guadalquivir. Para ello tiene que pasar por la Cornisa Este del Aljarafe, habiéndose escogido para ello, una de las zonas en las que se producirá menor impacto, pues no es posible evitar el cruce de dicha Cornisa. Nada más bajar a la campiña, se cruza la línea de ferrocarril Sevilla – Huelva.

La futura autovía continúa por la campiña por una zona con menor densidad de edificación que en el Aljarafe, con un trazado más exterior a Sevilla, cruzando la Cañade Real, la actual carretera N-630 y la futura Autovía de la Plata, de inminente construcción, con la cual se plantea un enlace en una zona de orografía suave y absolutamente despejada de edificaciones.

Tramo Norte

Este trazado se inicia tras cruzar el río Rivera de Huelva y penetrar ya en la vega del Guadalquivir. El trazado escogido cruza la carretera A-431, con la cual se ha previsto un enlace, al norte de la población de La Algaba, en una zona con un cierto número de edificaciónes, por lo que será inevitable afectar a alguna de ellas.

El trazado escogido se dispone en paralelo al río Guadalquivir hasta que lo cruza en la curva del meandro de La Algaba, con una estructura de 570 m de longitud, con un importante tramo en viaducto en la margen oeste del río de 370 m de longitud.

A una distancia de 1 km del cruce del Guadalquivir, se plantea un enlace con el futuro Acceso Norte a Sevilla, actualmente en fase de planificación. La zona escogida para el enlace es llana y sin edificaciones que puedan verse afectadas.

El trazado se eleva para pasar sobre las vías del ferrocarril Madrid – Sevilla, que se cruzan inmediatamente al norte de la playa de vías de la estación de Majarabique. La autovía continúa por la zona de vega, evitando algunas graveras que cuentan con protección ambiental. A partir del cruce con la carretera SE-112 y con el Canal del Valle Inferior del Guadalquivir se entra en una zona eminentemente agrícola, prácticamente hasta el enlace con la N-IV (Córdoba). En esta zona se cruza el Canal del Bajo Guadalquivir.

En el norte se proyecta un nuevo puente sobre el Guadalquivir, acompañado de viaductos, con una longitud de 570 m. En ambas obras, de indudable singularidad, se ha previsto la posibilidad de añadir el cuarto carril, al igual que en el resto de la autovía.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies